Ole, ole y ole – Casa Lolea en Sant Pere més alt

¡Olé, Olé, Casa Lolea! Un lugar muy distendido y alegre en el casco antiguo de Barcelona que recupera el concepto de irse de tapas acompañadas de una sangría gourmet  y que hasta hace bien poco habíamos dejada abandonada a la suerte de los “guiris” 😉

Ubicación
Ya se ha colado en varias guías internacionales y, sin prisa pero sin pausa, los “guiris” han ido ganando espacio entre sus mesas, pero después de dos años en funcionamiento este local sigue siendo uno de nuestros favoritos en la ciudad para tapear con amigos en un ambiente desenfadado con toques “lolailo-chic”. Ya lo verás: inspirado en los lunares rojos y blancos que decoran las botellas de la famosa sangría que da nombre al restaurante, Casa Lolea es una mezcla divertida de turistas medio perdidos (o encontrados), vecinos y la audiencia más joven del Palau de la Música –literalmente a dos minutos.

Sus MUST
La carta no es muy extensa, pero incluye un conjunto variado de tapas, montaditos, quesos, ibéricos y “platillos” para compartir entre los que seguro encontrarás varias tentaciones como el montadito de cecina de León con queso de cabra y chutney de pimientos o el montadito de guacamole con champiñones y pico de gallo. Si hay algo a lo que no puedes renunciar para acompañar tus tapas , a parte de su sangría, es su “pa amb tomàquet” con coca de vidre.

A nosotros nos encantaron la tabla de quesos –con uvas, nueces y varios panes para saborear cada queso–y, sobre todo, las patatas bravas –cocidas con piel y bañadas en una salsa para la que necesitarás pan– y el risotto de sémola con trufa.

Si te has quedado con hambre, no pierdas tampoco de vista la mojama de atún con naranja y almendras, un bocadito inolvidable.

Como comer sin beber es quedarse a medias, la carta de Casa Lolea incluye también varias opciones, pero las estrellas del local son sus cuatro sangrías. Nuestras favoritas son la clásica de toda la vida, la número 1, y la número 2, elaborada a partir de vino blanco con zumo de cítricos y un ligero toque de vainilla. Y si no eres de sangría, siempre puedes lanzarte a una cerveza fría…

Para culminar, no te olvides de probar los postres. Las tartas están muy ricas y son una excelente opción si te animas a visitar Casa Lolea por la mañana para desayunar o a media tarde, pero nuestros favoritos son dos versiones modernas de dos postres clásicos catalanes: el pa amb oli i xocolata –pan con una ganache de chocolate, aceite de oliva virgen y una pizca de sal– y, tachán, la “mel i mató” con garrapiñados y frutos rojos. ¡Olé!

img_0524

En resumen: si estás de paseo por el barrio de Sant Pere, Santa Caterina i La Ribera, en el distrito de Ciutat Vella, o si simplemente te apetece disfrutar de unas tapas ricas en un ambiente desenfadado, acércate a Casa Lolea. Si tus amigos son “guiris”, el éxito está asegurado; si no lo son, triunfarás también. Sus versiones “modernizadas” de algunas tapas y postres de toda la vida te dejarán un muy buen sabor de boca, y sus sangrías harán el resto. ¡Y olé!

Casa Lolea

📍 Sant Pere Més Alt, 49 – al Lado del Palau de la Música y Passatge Sert.
⏰lunes a domingo, de 9:00 a 1:00hs. – la cocina abre de 12:00 a 00:00hs.
📞93 624 10 16
💻 www.casalolea.com
💰 20-30 €/p.p.
🍴Patatas bravas, risotto de sémola con trufa, mel i mató con garrapiñadas y frutos rojos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s