Hilando fino…¡Filandón!


Filandón: “Reunión alrededor del fuego, donde se contaban cuentos, se recitaban romances, se hablaba de los chascarrillos de los pueblos, incluso se cantaba y se bailaba”. Y desde hace unos años, un lugar único donde comer relajado en torno al fuego en Madrid.

Ubicación
Situado en la carretera de Fuencarral, muy cerca de Las Tablas, nos encontramos con el campo y el mar en la ciudad. El campo, por su ubicación, ya que el Restaurante Filandón está alejado del bullicio de la capital y rodeado de naturaleza. Por su diseño rústico, además, recuerda a un pazo gallego o una antigua masía catalana reformados con mucho encanto. El mar, porque su carta de pescados a la brasa y sus mariscos te hacen llegar el sabor del Atlántico a la mesa. No es casualidad: pertenece al mismo grupo que el conocido Pescador de la C/ Ortega y Gasset en Madrid, en el que encontrarás algunos de los mejores mariscos y pescados frescos de la ciudad.

Descripción del Filandón
El Restaurante Filandón ocupa una finca con muchos espacios al aire libre. Es perfecto, sobre todo, para disfrutar de sus terrazas y desconectar de la ciudad cuando empieza el buen tiempo. Pero también son fantásticos sus salones interiores, muy agradables y minimalistas, siempre en torno al fuego. En un espacio u otro, tan pronto como te sientes y empieces a ver desfilar platos a otras mesas desearás comenzar el banquete gastronómico.

El Filandón tiene capacidad para unas 400 personas, aunque una vez dentro no tienes la sensación de estar en un espacio tan, tan grande. Esa intimidad la consiguen sus varios salones interiores, con mesas redondas para comer en familia o amigos, y diversos salones privados para celebraciones o reuniones de trabajo. Si tienes que impresionar a un cliente o alguien de fuera y estás cerca de la zona, créenos, éste es el sitio.

Sus MUST
Al leer la carta del Filandón vas a querer probarlo todo. Por si fuera poco, éste es uno de esos sitios en los que hay que dejar hueco al postre. Es una carta sencilla de cocina tradicional con productos de mercado, pescados y mariscos frescos.

Para entrar en calor, nosotros te recomendamos arrancar con sus patitas de pulpo de roca a la brasa o los huevos rotos de su finca con jamón ibérico, aunque también es muy conocido su salpicón de marisco. Te encantará, así de simple.

Con los segundos ya tenemos un problema, porque todos son espectaculares y la decisión se complica. Si vas con varios amigos te recomendamos probar sus callos o sus deliciosos garbanzos de pico de pardal con sus sacramentos, que están realmente buenos y sientan genial en pleno invierno. La foto de abajo lo dice todo, y eso que su sabor incapaz de traspasar la pantalla.

Y, cómo no, con los pescados a la brasa llegamos a la especialidad de la casa y el principal motivo por el que merece la pena visitar este maravilloso restaurante. El cogote o cola de merluza, su famoso lenguado Evaristo o cualquier pescado fresco del día hecho en las brasas del Filandón van a poder contigo.

Para acabar con un dulce sabor de boca, no puedes irte del Filandón sin probar sus postres. La tarta de limón es uno de los postres de la casa y está buenísima, pero nosotros -llámanos clásicos- te recomendamos probar sus filloas, un delicioso bocado para cerrar la comida por todo lo alto.

En resumen: el Filandón es un restaurante con encanto y elegante que hace comida de toda la vida, enclavado en un entorno único, rodeado de naturaleza, a cuatro pasos de Madrid y con una buena bodega de vinos que acabará de redondear tu experiencia. Si ya has ido, ya sabes de lo que te estamos hablando y seguro que va siendo hora de volver; si aún no lo has probado, estás tardando. Coge el teléfono, haz una reserva y acércate al Filandón el próximo día que tengas tarde libre. Y luego cuéntanoslo. Ya verás cómo somos cuando nos ponemos: a hilar fino no nos gana casi nadie.

Restaurante Filandón
📍 Carretera del Pardo a Fuencarral km 1.9 – Madrid.
⏰  Abierto de 13,00 a 00,00. Cerrado domingos por la tarde y lunes.
📞91 343 826
💻 http://www.filandon.es/
💰 45-55 €/p.p.
🍴Patitas de pulpo a la brasa, salpicón de marisco, garbanzos de pico pardal con sus sacramentos, arroces y sus pescados: merluza y besugo a la brasa y su lenguado Evaristo. De postre sus filloas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s