¿ Jugamos a las Canicas ?

No sólo se come bien en el centro de Madrid; más allá de la M-30 también existen propuestas gastronómicas muy interesantes como la que ahora recomendamos.

En la zona comercial del Campo de las Naciones, a unos pasos del Parque Empresarial, de los recintos feriales – IFEMA – y muy cerca del Parque de El Capricho,  hoy venimos dispuestos a descubrirte un lugar que no deja indiferente: La Canica.

El restaurante ocupa un luminoso local, que debido a la cuestecita de la calle es a doble altura, de diseño cálido y agradable. Todo cuidado hasta el mínimo detalle: con altísimos techos de los que cuelgan unas espectaculares lámparas, un llamativo chéster color mostaza donde te quedarías a echar la siesta después del banquete que ofrecen, sillas de terciopelo entremezcladas con el mobiliario de madera cálida, y unas preciosas alacenas. El local tienen un punto vintage-chic muy acogedor.

La fachada tiene amplios ventanales que se pliegan creando un espacio abierto y que permite fusionar a la perfección el interior con la terraza exterior.

La cocina está en manos de Sergio Martínez, un jovencísimo chef que con tan solo 26 años tiene una amplio bagaje profesional y que hace un par de años decidió emprender el proyecto creando su primera Canica.

Ellos mismos se definen como cocina “tradicional renovada” basada en excelentes materias primas, mimo en  la elaboración y cuidada presentación. Pocas veces una frase define con tanta exactitud el concepto, el buen hacer y el mejor resultado de su cocina.

La carta no es demasiado extensa, pero no hace falta, porque en este caso menos es más, y, además, todos sus platos son excepcionales.

Comenzando por los entrantes, no puedes perderte la cremosa ensaladilla rusa con pan de aceite de oliva y las setas shiitake salteadas con allioli flameado con miel, concepto sorprendente tanto en la ejecución como en la forma de servir y que se come como las copas danone, metiendo la cuchara hasta el fondo. Eso sí, el plato estrella de la casa son  las canicas del chef, croquetas de estofado de carrillera con mahonesa de pistacho, con poca bechamel e intenso sabor; la fama les precede y no faltan motivos…

También destacan por méritos propios los tartares que Sergio los elabora con maestría. El más ligero, que recomendamos como entrante, es el Tartar de Salmón Noruego con Aguacate y hojas de Lima. Los más contundentes son más apropiados como segundos: el Steak Tartar de ternera al gusto o el Tartán de Atún rojo salvaje sobre crujiente de arroz y kimichi. Si tienes debilidad por el sushi, este último es tu plato. Créenos, no te fallaremos.

Otra parte de la carta que destaca por su originalidad, buena técnica en la elaboración y por lo buenos que están los platos son los arroces entre comillas. Se llaman así porque no es arroz, sino sémola de trigo. Destacamos el meloso con carabineros, el de puntillitas en su tinta y el risotto de setas de temporada, parmesano y aceite de oliva.

También sobresalen las propuestas de carne en elaboraciones más clásicas ( tradicional con toques vanguardistas ), como las Costillas confitadas a baja temperatura y terminadas a la parrilla con salsa BBQ casera o el guiso de Carrillera de ternera estofada al cacao 100% Oporto y parmentier de calabaza.

Ya sabes que nos pierde el dulce, así que te aconsejamos dejar hueco para los postres. Son elaboraciones caseras que no se quedan atrás respecto del resto de la carta. Dignos de mención son la Tarta de Lima con merengue flambeado, la tradicional Tarta de manzana con helado de vainilla y sus Helados caseros.

La bodega es correcta, con caldos conocidos, pero déjate aconsejar porque siempre tienen algún as en la manga que te sorprenderá.

La Canica es mucho más que decoración y comida. También destaca por sus espectaculares cócteles, siendo el encargado de estos placeres Oscar Pino, con muchos años de experiencia. Estos exquisitos brebajes son buena opción para degustarlos en el aperitivo, para un buen afterwork o para pasar una agradable velada disfrutando del buen tiempo en su terraza.

…Y cuando las cosas se hacen bien, se obtiene recompensa. Así lo festejan con la apertura de la nueva Canica de Infanta (próximo a Plaza Castilla). Con el mismo concepto: cuidada decoración, buen servicio, con los clásicos de la carta y con nuevas elaboraciones. Nosotros todavía no lo conocemos, pero con lo que nos gusta su hermano mayor tenemos una cita pendiente.

Por todas estas cosas y por muchas otras que os dejamos descubrir a vosotros mismos… Jugar (gastronómicamente) a las canicas es recomendable para todas las edades.

La Canica Naciones

⏰ Horario:
De Lunes a Jueves de 13.00 a 01.30
Viernes y Sábado de 13.00 a 02.00
Domingo de 13.00 a 00.30.
📍Dirección: Av de Los Andes, 25 Locales 2 y 3
💻 Web:http://www.lacanicamadrid.com/
☎️ Tlf: 913 20 15 03
💶 Precio medio: 30-35 €/pp
🍴 Nuestros tips: las canicas del chef, setas shiitake salteadas con all-i-oli flameado con miel, los arroces entre comillas, tartán de atún rojo salvaje sobre crujiente de arroz y kimichi y sus los cocteles.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s