TriCiclo

No querrás bajarte de este TriCiClo; es difícil encontrar mejor paseo gastronómico …

Este TriCiclo tiene la estabilidad que le proporcionan las tres ruedas que son sus tres chef y amigos Javier Goya, Javier Mayor y David Alfonso, que desde 2012 no han dejado de rodar sabiendo hacer bien las cosas. En estos años han conseguido convertirse en un referente gastronómico de la capital, más concretamente en el animado barrio que lo alberga, el de las Letras. 

image1

Caminando por la angosta calle de Sta. María, cerca de la Vinoteca Moratín que ya te presentamos hace unos días, en el número 28 tropiezas con una fachada de madera roja. En ese momento te imaginas una taberna clásica del Madrid más castizo, pero nada más atravesar la puerta lo primero que te sorprende es la combinación de decoración rústica y moderna con mobiliario restaurado. Se entremezclan mesas altas y bajas y llama la atención lo cuidado de los detalles, como las maravillosas vajillas o la multitud de sencillas flores que inundan las diferentes salas. El ambiente que se desprende es desenfadado e informal.

Lo siguiente que nos sorprende es la carta, que se divide en tres experiencias: cocina de mercado, tradicional y de vanguardia. Pero lo que realmente cautiva es la comida. Ya con el aperitivo empiezas a ser consciente del festival culinario que está a punto de comenzar, pero la exhibición gastronómica asoma con los platos principales, porque en el TriCiclo se cocina mucho y muy bien, con producto de calidad y sabiendo como tratarlo.

Del mercado a TriCiclo – Cocina de Mercado.

Esta parte de la carta es la dedicada al producto de mercado, elaborado con el mínimo proceso para no alterar el género original. Nosotros nos decantamos por las ostras, tanto las naturales como las cocinadas, muy bien tratadas y de sabor extraordinario. Y las Gambas rojas frescas del Mediterráneo: ¡¡¡es-pec-ta-cu-la-res!!!

Un paseo en TriCiclo – Cocina elaborada.

Es la cocina tradicional, los sabores de siempre, la cocina de toda la vida pero con guiños vanguardistas. Recomendamos el Bacalao asado con pisto manchego y yema de huevo, una buena pieza de bacalao jugoso bien cocinado, y el arroz de montaña (¡tremendo!). Pero la verdad es que cualquiera de los platos es más que apetecible.

Un viaje en triCiclo – Cocina fusión.

En este punto es donde nos arrojamos directamente a los platos internacionales de la carta, toda una amalgama de sabores y texturas. No podéis dejar de probar su Ceviche Nikkei – corvina salvaje, lima, yuzu, soja y granizado de cilantro y recato; lo mezclas todo y la explosión de sabores es indescriptible, de los mejores ceviches de la capital. Y no podemos pasar por alto el clásico de la casa, su Steak Tartar con huevo y huevas, muy bien aderezado, con su toque picante, con huevo de codorniz coronándolo y tostaditas de pan frito para acompañar.

Si has sido capaz de hacerle hueco al postre estás de enhorabuena porque es otro espectáculo, como su Arroz con leche con azúcar caramelizado, su Brioche tostado en sartén con infusión de hierba Luisa  y su Tarta de queso azul con helado.

En este TriCiclo nos facilitan las cosas porque tienes la posibilidad de elegir entre raciones, medias raciones, y 1/3 de ración. Esto es muy interesante, ya que simplifican la tarea para indecisos y ayudan a los fisgones con ganas de probar diferentes platos. Además, la carta varía constantemente, añadiendo platos en función de los productos de temporada, con lo que sales del local con ganas de volver para seguir probando. También cuentan con una gran variedad de sugerencias fuera de carta dependiendo de los productos de mercado.

Nota: Si tenéis suerte, no dejéis de probar el Rossejat de calamar, un fuera de carta obligatorio, sensacional.

No se nos olvida la carta de vinos, con una amplia selección de vinos de distintos países y D.O., aunque si no lo tienes claro lo mejor es dejarte aconsejar.

El servicio es atento y profesional. Te dan una explicación completa y precisa de cada plato, te van llegando los platos uno a uno, lo que facilita saborear lo que comes y no se te acumulan los platos en la mesa.

En resumen, cocina creativa y elaborada, en la que sus tres chefs cuidan todos los detalles y siempre pretenden sorprender a quien pruebe su comida.

Así que anímate, súbete a este TriCiclo y prepárate para dejarte llevar por un viaje que querrás repetir, repetir y repetir.

TriCiclo

Horario: De Lunes a Sábado de 13:30 a 16:00 y de 20:30 a 00:00. Los domingos cerrado
Dirección: Calle de Santa María, 28, 28014 Madrid
Teléfono: 910 244 798
Web: http://www.eltriciclo.es/triciclo/
Precio medio: 40 €/pp
Nuestros imprescindibles: El Ceviche Nikkei , el steak tartar con huevo de codorniz y huevas  y en temporada las alcachofas frescas a la plancha, gambeta roja, almendra y olorosa y fuera de carta el Rosset de calamar.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s